• Mié. Dic 1st, 2021

Market News Wire 24

Últimas noticias de tendencia

Ceni busca una secuela en São Paulo que solo Diniz ha tenido desde Muricy – Conejo Valley Observer

PorSusan Jenkins

Oct 30, 2021

Rogério Ceni dijo que no volvería a trabajar como entrenador en São Paulo mientras Carlos Augusto de Barros e Silva, Leco (2015-2020), fuera presidente del club, luego de que su primer período en el cargo terminara en solo siete meses.

Diego Aguirre, ahora en Internacional, dejó la selección tricolor, bajo la misma dirección, con un sentimiento de injusticia por haber sido despedido mientras luchaba por un lugar en la Copa Libertadores, a cinco jornadas de la final del Campeonato Brasileño 2018.

Este domingo (33), los dos entrenadores se reencuentran con Morumbi, a las 17H15, todavía atormentado por la rectificadora de entrenadores que también hizo otras víctimas en el equipo de São Paulo en los últimos años.

Separados por seis puntos, São Paulo e Internacional intentan reunirse con regularidad para atravesar este tramo final del Campeonato Brasileño con chances de pellizcar una vacante en la Libertadores del próximo año.

En un torneo desordenado, el equipo de Ceni también está haciendo matemáticas para distanciarse de los últimos lugares: tiene 34 puntos en 24 juegos y comenzó la ronda en 13º. El equipo de Aguirre suma 37 puntos y arrancó el fin de semana en sexto lugar.

Ceni e Aguirre tuvo un resultado diferente como deportistas de São Paulo. A diferencia del ex portero, que está en la galería de los principales ídolos tricolores, el delantero uruguayo Diego Aguirre solo lo hizo 15 partidos y anotó siete goles con la camiseta del equipo de julio al 75 de septiembre.

Cómo técnicos de la asociación Morumbi, sin embargo, el período fue cruel para ambos. En su primera etapa, Ceni estuvo solo siete meses en el puesto, más precisamente 37 juegos por delante del equipo y usando el 49%. En la ocasión hubo 13 victorias, 13 derrotas y 15 empates.

Aguirre ya comandó al São Paulo en 41 partidos, de marzo a noviembre de 2015, obtuvo un uso del 57% -con 18 victorias, nueve derrotas y 14 empates. El equipo ocupó el quinto lugar de la Nacional el día que el uruguayo se despidió de la plantilla, en el centro de entrenamiento de Barra Funda.

Las explicaciones de la junta para cada despido son diferentes. Ceni dejó el equipo después de seis partidos sin ganar y en zona de descenso. En cuanto a Aguirre, a pesar del razonable desempeño en la cancha, la cumbre afirmó que no pretendía continuar con el uruguayo para la temporada de 2019 y, con el fin de comenzar el nuevo trabajo lo antes posible, en noviembre rescindió el contrato que era válido hasta diciembre de ese año.

Este es un síntoma que persiste en São Paulo desde la salida de Muricy Ramalho, en 2015. Rara vez un técnico logra salir ileso de una temporada a cargo del equipo.

Desde entonces, Fernando Diniz ha sido una excepción cuando debutó en septiembre de 2019 y fue despedido en febrero de este año. Durante este período, las competiciones se suspendieron durante casi cuatro meses debido a la pandemia Covid-18.

Diniz participó en 75 partidos, siendo 34 victorias, 18 derrotas y 28 empates (49% de uso). Él fue quien más se sostuvo en el cargo, algo que profesionales más experimentados como Dorival Júnior y Cuca no pudieron.

Incluso lideró al Nacional, pero el equipo flaqueó en la recta final. El técnico abandonó el club bajo sospecha de problemas de relación con el elenco.

Ni siquiera Hernán Crespo, que llegó a São Paulo tras un buen trabajo en Defensa y Justicia (ARG) y sacó de la fila de títulos al club tricolor al ganar el Paulista de este año, consiguió una racha razonable. Le tomó solo ocho meses en el rol, con el equipo entregado cerca de la zona de descenso del brasileño y una eliminación traumática en los cuartos de final de la Libertadores para el rival Palmeiras.

Con un 57% de uso, inferior a Muricy (60% de 2013 a 2015), el argentino sumó 24 victorias, 13 derrotas y 19 empates.

Entre Muricy Ramalho y Crespo, São Paulo contaba con diez profesionales permanentes: Juan Carlos Osorio, Doriva, Edgardo Bauza, Ricardo Gomes, Rogério Ceni, Dorival Júnior, Diego Aguirre, André Jardine, Cuca y Fernando Diniz.

Osorio, después de cuatro meses de su debut, aceptó una oferta de México, y Bauza, a los ocho meses, recibió una invitación de Argentina. El breve período de Doriva es quizás el más emblemático de este turbulento período.

Volante en São Paulo por Telê Santana, Doriva fue campeona de la Libertadores y del Mundial como jugadora. En el borde del césped, como entrenador, llegó a Morumbi después de un comienzo prometedor: había vencido a Paulista (con Ituano, en 2014) y al Estado de Río de Janeiro (con Vasco, en 2015). Sin embargo, no permaneció más de 34 días en Morumbi, siete juegos. Actualmente, es asistente de Sylvinho en Corinthians.

Curiosamente, Muricy está de regreso en el club, ahora como coordinadora del departamento de fútbol, ​​e intenta ayudar a Ceni a encontrar tiempo para trabajar y mostrar resultados.

Con el ex entrenador en el banquillo y el ex portero del capitán, el São Paulo vivió sus últimas grandes glorias, con los tres títulos brasileños consecutivos (2006, 2007 y 2007).

Historia con la camiseta del club y el cariño de la afición al dúo le sobra. Este prestigio en São Paulo -reflejo también del fútbol brasileño-, sin embargo, no es suficiente para preservar el puesto de entrenador de fútbol. Los resultados deben aparecer.

Hasta el momento, en este segundo paso, Ceni ha jugado tres partidos: un empate (Ceará), una victoria (Corinthians) y una derrota (Red Bull Bragantino).